It: El miedo tiene globos rojos

septiembre 09, 2017

Flotarás. Lo dice la propia película y tiene más razón que un Santo.
Porque cuando se encendieron las luces, tuve la sensación de estar en una nube, de haberme trasladado en el tiempo, de haber vuelto a las pelis míticas de mi adolescencia que hicieron del cine de terror un cine con mayúsculas. 

Dispuesta a cogerle el globito al payaso. Si miedo a nada ;)

Porque It no se ha quedado en un reproducción facilona: coge la esencia del puro terror y lo transforma en un producto de 135 minutos que se hacen cortos. Y es que en It ya os podéis ir olvidando del susto fácil, de la típica música intensa que asusta más que lo que realmente ocurre. En It se apuesta por el miedo primario, por esa angustia que te oprime el pecho, que te quita el aliento, que te paraliza. 

La película de Muschietti brilla. 
Brilla por su ritmo, que es difícil de mantener en sus más de dos horas y lo resuelve de forma impecable. 
Brilla por esa sonrisa que es capaz de sacar al espectador entre terror y terror.
Brilla por unos diálogos directos, sencillos, reales y muy humanos, propios de niños que estan aprendiendo que la vida es algo más que un mundo color de rosa. 
Brilla por esa fotografía tan perfecta que le va como anillo al dedo a una película como esta. 

Eso sí, sin lugar a dudas la cinta es lo que es por sus actores. Niños con historia que nos dan un buen repaso a los mayores y a los que es imposible no coger cariño desde que aparecen en escena. Imperfectos, con taras, sensibles, abrumados por una realidad que les sobrepasa y un mundo oscuro del que se sienten rehenes. Y pese a todo luchan, resisten, se desgarran el alma y nos dan a todos una lección de madurez sin apenas darse cuenta

Mención especial a Bill Skarsgard, nuestro siniestro Pennywise y, aunque no lo parezca, estrella secundaria de toda la trama. Interpretación comedida, brillante, terroríficamente perfecta. Qué difícil es dar miedo sin apenas abrir la boca y qué fácil lo consigue Skarsgard

Porque una de las mejores cosas que tiene la película es el tratamiento del miedo. Juega contigo, vuela tu mente, flota tus sentidos ataca a esa parte infantil que todos conservamos. Aquí lo importante no es el terror en sí, sino la causa, la raíz que ataca el nervio y nos pone los pelos de punta. Lo que verdaderamente da "miedo" es ese conocimiento básico de todo aquello que te perturba y te angustia y que acaba por volverse contra tí con la fuerza de un ciclón. Lo que más terror da es el enfrentarte a tus propios miedos. Darte la batalla a ti mismo. Ganarte. Y eso It lo refleja a la perfección. 


Es terroríficamente perfecta.

Igual también te interesa...

5 comentarios

  1. No me gusta el cine de terror así que la dejo pasar, pero me alegra que te haya gustado :)
    Un beso, nos leemos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hooola! Muy buena review, me alegra mucho que hayas disfrutado de la película. Yo dudo mucho que la vea porque no me gustan nada las películas de terror, lo paso fatal

    Un besote, nos leemos

    ResponderEliminar
  3. Se nota muchísimo que la has disfrutado. Tengo que reconocer que no me llamaba especialmente, no para ir al cine, al menos. Pero me has hecho cambiar de opinión, qué intriga! Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Tengo muchas ganas de verla, pero soy muuy asustadiza no se si me moriré de miedo o algo JAJA

    ResponderEliminar
  5. hola, hola, hola! espectacular la pelicula y tu entrada le hace todos los honores, la vimos y nos gusta muuuuuucho! felices de compartir tu entrada y felicitaciones por ella! saludosbuhos.

    ResponderEliminar

Subscribe