Unir los 1000 puntos: Maravillas del mundo

¡Hola Ojeadores!


Hoy os traigo la reseña de un libro especial: no destaca por su historia, su prosa o sus personajes. Y es que es especial puesto que su único contenido son puntos.
Cientos, miles de puntos distribuidos sin orden ni concierto.
O por lo menos eso es lo que parece en un principio. 
¿Queréis saber de lo que hablo?

Título: Unir los 1000 puntos. Maravillas del mundo
Autor: Thomas Pavitte
Páginas: 48
Editorial: Blume (ficha)
                 Boolino (ficha)
Sinopsis
Una colección única del juego «unir los puntos»:viaje a través del tiempo y del espacio mientras descubre las joyas de nuestro planeta. Los exploradores intrépidos se sentirán encantados con esta nueva colección de rompecabezas de la mano del artista gráfico Thomas Pavitte, quien nos presenta una variedad ecléctica de maravillas, tanto naturales como hechas por la mano del hombre, que datan desde la Antigüedad hasta el mundo contemporáneo.




Porque en Unir los 1000 puntos nos encontramos con un libro cuyo cometido esencial radica en ir uniendo punto a punto, línea a línea, hasta descubrir lo que se oculta entre ese mar de números. Convierte el caos inicial en algo totalmente artístico una vez que logras acabar de unir sus mil puntos.




No soy especialmente fan de este tipo de libros, pero sí que es cierto que en Unir los 1000 puntos se ha creado una obra muy visual, que no se limita únicamente a colocar puntos sin ton ni son, sino que cada cientos de puntos mezcla colores y elementos visuales para que se haga más llevadera la tarea.

¿Lo positivo? Que al tratarse de un libro artístico sobre lugares del mundo, una viajera empedernida como yo siempre tiene curiosidad por ver lo que oculta cada nueva lámina. Además, el hecho de que cuenten con páginas auto-recortables facilita mucho la tarea para poder ir dibujando poco a poco sin rozarse continuamente con el lomo del libro. Y sobretodo, que una vez terminada la obra, siempre tienes la opción de enmarcarlo y llenar la casa de rincones perdidos del mundo dibujados por una servidora ;)  


¿Lo negativo? Que te dejas la vista con los cientos (miles) de puntos que hay en cada lámina. Y que en mi caso, en lugar de relajarme me puso pelín nerviosa. Es cierto que se venden este tipo de pasatiempos como ideales para combatir el relax, pero sinceramente, a mí me resultó hasta cierto punto desquiciante. Igual es que ya estoy un poco mayorcita para este tipo de cosas, pero pasarme alguna que otra hora uniendo miles de puntos diminutos desperdigados por una lámina... no es lo mío.
En definitiva, Unir los 1000 puntos es uno de sus libros que disfrutarán aquellos apasionados del arte, el diseño y los pasatiempos clásicos. Ideal para pasar un buen rato y evadirse de la rutina diaria.

Ojolisto

3 comentarios:

  1. Esto se lo regalamos a un amigo y se que le encanto. Lo nuestro eran caras de famosos. Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola, linda. Suena entretenido, la verdad, pero yo con esas cosas me estreso. Te juro, paso horrible. Capaz es un libro lindo para mi abuela, que ahora anda pintando mandalas y cosas de forma terapéutica (te juro que esto es en serio y sin menospreciar), así que capaz lo tengo en cuenta para regalárselo.
    Un besote :)

    ResponderEliminar

Instagram