La marea de hielo

diciembre 01, 2016

¡Hola Ojeadores! 

Hoy toca mi ración mensual de fangirleo, chicos. Os he tenido todo el mes tranquilos, así que hoy me lo tenéis que conceder ;) Os traigo la reseña de la cuarta parte de una saga que me tiene enamorada, obnubilada y soy capaz de beber los vientos por ella. Estoy hablando de La marea de hielo de Morgan Rhodes. Y sí, es tan genial como sus predecesores ;) ¡Empezamos!

Título: La marea de hielo
Autora: Morgan Rhodes
Editorial: SM
Páginas: 496

Sinopsis

La lucha por el poder se extiende más allá del mar de Plata. Los límites se desdibujan: desaparecen las fronteras entre los imperios, el bien y el mal se confunden y la magia vaga por el mundo mortal.
MAGIA: Cada vez más presentes en la Mytica terrenal, los seres mágicos modelan y desvían las frágiles vidas de los humanos sin prever las consecuencias.
AMOR: Tortuosas e inesperadas, las pasiones sacuden a humanos e inmortales por igual, trenzando sus destinos.
TRAICIÓN: Mientras se crean y se deshacen alianzas, la víbora invisible de la traición emponzoña incluso a los seres más cercanos.
Una marea de hielo amenaza con inundar Mytica. Y su frío puede paralizar los corazones demasiado expuestos...

Exijo compensación después de leer La marea de hielo. 
Quiero que alguien me explique el modo de seguir adelante después de leerlo (Drama on).
¿Cómo pretenden que siga adelante como si nada? 
Mirad, simple y llanamente este libro es una brutalidad. Y punto. 

Igual es que tengo fascinación especial por Morgan Rhodes y su forma tan envolvente de escribir y describir. Igual es por los personajes tan poliédricos que nos presenta. Igual es por ese clima de traición, de desconfiar hasta de tu propia sombra. O por esa magia oscura y poderosa que hace que se te erice la piel. 
No estoy segura. Pero si de algo sí lo estoy, es de que ésta es una saga increíblemente buena que todos deberíamos leer.

Como ya sabéis por otras reseñas de la saga, la novela tiene solución de continuidad. Es decir, siempre empiezan inmediatamente (o muy poco tiempo) después de que haya finalizado el libro anterior. Una de las cosas que suelen darme miedo al leer sagas o trilogías es el tema de perderme entre sus páginas. Y no en el buen sentido. Al ser novelas que suelen salir con bastantes meses (o años) de distancia entre sí, hay ocasiones en las que arrancas una de sus partes y después de treinta páginas te das cuenta de que no te has enterado de nada y que no te acuerdas ni de la mitad de cosas. ¿Lo bueno de La caída de los reinos? Que nada de esto pasa. En ninguna de las continuaciones me he sentido perdida, aún habiéndolos leído con meses de separación. Son libros tan bien hilados entre sí, que no te das cuenta del modo en el que Rhodes une las piezas para hacerte memoria sin ser repetitiva y aburrir al lector con temas pasados.

La trama en este cuarto libro se nota mucho más asentada. Después de una tercera parte increíble, en la que se desvelaron muchísimas cosas nuevas, creo que era necesario un libro de más impasse que pusiese un poco de tranquilidad en la historia. Pero no os creáis que cuando hablo de tranquilidad estoy diciendo que no ocurre nada. En La marea de hielo ocurren Muchas cosas y Muy importantes (con M mayúscula).

No quiero entrar en spoilers, pero esta entrega se centra en un aspecto que hasta ahora se había tratado muy por encima: los sentimientos y las relaciones personales entre los personajes. Rhodes se ha embarcado en el mundo de las emociones y el sentir. Una de las palabras que mejor definirían esta novela sería turbación. Pero no en el lector, sino en los propios personajes, que asisten atónitos a su propia vida y sentimientos, casi como unos meros espectadores que se dejan llevar por su sino sin oponer resistencia

Y es que si de algo puede estar orgullosa la autora, es de su capacidad para tratar temas tan antagónicos como el dolor y el amor. Nos expone a través de su historia el sufrimiento que se siente por no conseguir lo anhelado, el rayo lacerante de la traición, la lucha constante por mantenerse erguido cuando lo que de verdad se quiere es claudicar y bajar los brazos. Pero también es capaz de enseñarnos cómo el amor puede florecer en los rincones más oscuros y las alianzas inesperadas pueden ser el salvavidas que nos mantenga a flote. Quizás no es una novela de acción brutal, pero todo lo que ocurre tiene su razón de ser, nada está puesto porque sí. Y esos pequeños detalles, todos esos sentimientos y sensaciones, son pequeños pasos que tienen un papel y un peso gigantesco en la trama.

Un elemento que me ha gustado especialmente, es el hecho de que hasta ahora, toda la acción se desarrollaba en Mytica. En esta cuarta parte, aunque Mytica sigue teniendo un papel esencial, la autora nos abre nuevos horizontes desconocidos hasta el momento, nos hace atravesar el Mar de Plata y conocer las costumbres, tradiciones y tramas palaciegas del todopoderoso Imperio Kraeshiano. Que se vaya expandiendo la historia y ésta atraviese fronteras, hace la trama mucho más compleja e interesante.

En cuanto a los personajes, creo que la cuarta parte ha sido aquella en la que se ha producido el detonante esencial para ver un cambio sustancial en casi todos ellos. Magnus (*suspiro) sigue siendo el rey de toda esta historia y nadie puede decirme que no. Es tan perfecto dentro de su imperfección que no puedo sino quedarme embobada leyendo sus capítulos. Adoración total y absoluta hacia él. De mis personajes favoritos sin lugar a dudas. Cleo por fin ha despertado y, aunque en las anteriores entregas había una evolución, es en ésta cuando se decide a tomar las riendas de una vez y sacar a relucir el alma de reina de Auranos que lleva dentro. En el caso de Jonas, sinceramente, en este libro no ha estado a la altura: sus capítulos eran los más flojitos y me ha dado la sensación de que estaba permanentemente a medio gas y sin saber lo que tenía que hacer. Súper interesante la evolución de Lucía y la lucha con su lado más tenebroso. Y sorpresa con Amara, un personaje que no aguantaba en el anterior tomo pero que en esta ocasión me ha sorprendido y de forma positiva. Sigue siendo igual de mala pero oye, tiene su punto entretenido y comprendo mejor sus oscuras motivaciones.

¡Ah! Antes de que se me olvide. Quiero romper una lanza en favor de los corazones de los lectores. Está muy bien eso de que nos dejen con la miel en los labios. ¿Pero y nuestros corazones? Nadie piensa en ellos, pero aunque parezca mentira, nuestra patatita sufre. ¡Pedazo final! La de cosas que ocurren en las últimas cincuenta hojas no son normales, así que lo lógico es que mi corazón se resienta con ello. ¡Qué dura es la vida del lector! ;)

Y por último, mención aparte para las portadas de la saga. Debería de estar prohibido hacer portadas TAN bonitas y que reflejen TAN bien la esencia de los personajes (bueno, casi que no, así podemos seguir disfrutándolas ;) Es para hacerles un cuadro a todas juntas. Increíble tanto la portada como su edición interior con nuevos mapas. Una joyita.

En definitiva, La marea de hielo es una muy digna cuarta parte de la saga. Con su indagación más profunda sobre los sentimientos y tribulaciones de los personajes, nos permite conectar mucho más con ellos y sufrir a su lado. La apertura de nuevos horizontes en la geografía de la saga, así como su potente trama cada vez más esclarecedora, hará que no podamos despegar los ojos de sus páginas. Absolutamente recomendable.

Puntuación: 5/5

Muchas gracias a SM por el ejemplar

Igual también te interesa...

6 comentarios

  1. Hola guapa!
    La portada es una belleza, no me importaría leer la saga ya que después de leer tu reseña me ha entrado mucha curiosidad por ella. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Violeta!

      Todas TODAS las portadas de esta saga son simplemente preciosas. Es un verdadero gusto poder disfrutar de ediciones tan cuidadas, no solamente a nivel de portada, sino también con pequeños detallitos a nivel interior. Genial ;)

      Besotes!

      Eliminar
  2. Hola!
    No conocía la saga pero tiene muy buena pinta, me la apunto.
    Un saludo ☺️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Maribel!
      Pues te la recomiendo muchísimo, ha sido uno de mis descubrimientos a lo largo de este año y la verdad, merece muy mucho la pena ;)

      Besotes!

      Eliminar
  3. No tenia ni idea que existía esta saga me lo apuntare par aun futuro, por el momento tengo otros libros antes. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María!
      Aix, pues es uno de mis descubrimientos del 2016, así que de verdad que te lo recomiendo, es una saga que al revés de muchas otras, mejora a cada libro que pasa. Es genial ;)

      Un besote!

      Eliminar

Subscribe