Todo lo que dejamos atrás

octubre 24, 2016

¡Hola Ojeadores!
Hoy lunes os traigo la reseña de una novela que, pese a no destacar por una trama repleta de acción y giros, sí que es una muy buena opción para todos aquellos que quieran una lectura pausada, en la que los sentimientos tomen la palabra y un misterio por resolver cubra de una oscura neblina todas y cada una de sus páginas. Os estoy hablando de Todo lo que dejamos atrás, de Susan Elliot Wright. ¡Empezamos!

Título: Todo lo que dejamos atrás 
Autora: Susan Elliot Wright
Editorial: Umbriel (ficha)
Páginas: 320

Sinopsis


Ella tiene una vida maravillosa, un marido que la adora, una hija de la que se enorgullece y un hogar lleno de calidez y amor. Sin embargo, la vida no siempre le fue tan bien como ahora y, lo cierto, es que en el pasado hizo algo inconfesable. 
Pero una noche recibe de pronto una llamada telefónica. 

Es una voz de hace mucho tiempo, procedente de un pasado que ha intentado ocultar a toda costa. Scott sabe quién es ella en realidad y lo que ha hecho. Ahora le da un ultimátum: o cuenta la verdad o será él quien la revele. 



Una de las cosas que más disfruto gracias a la lectura es el descubrimiento de nuevos autores, de nuevas formas de escribir, de presentar una historia. Y cuando leí la sinopsis de Todo lo que dejamos atrás, tuve la sensación de que podía ser un libro que me llamara la atención (como así ha sido ;)

Aunque si os soy sincera, me ha llamado la atención pero por motivos totalmente distintos a los que esperaba en un primer momento. En principio, la novela se nos presenta como una especie de thriller trepidante en el que los secretos del pasado juegan un papel decisivo en la historia. Y es muy cierto, pero quizás el término thriller no acaba de casar con el ritmo de la novela. Me explico.

Todo lo que dejamos atrás es una novela que contiene un misterio y un pasado sin resolver y que el lector, cual Sherlock Holmes, va recabando datos página a página hasta juntar todas las piezas y descubrir lo que atormenta a nuestra protagonista. Como he dicho, el misterio, por tanto, juega un papel importante en la novela, pero no llegaría a calificarla como thriller. 

A mi entender, los thrillers se caracterizan por un ritmo frenético, por estar ocurriendo cosas en casi cada página, por descubrir nuevos datos, identidades y detalles que vayan creando dudas y sospechas en el lector. En cambio, en Todo lo que dejamos atrás, ese sinvivir de hechos, esa acción que no deja respirar en ningún momento no existe como tal. Sí, es una novela de misterio y te deja permanentemente con la mosca detrás de la oreja, pero el ritmo es lento, pausado, sin prisas. Las dosis de información caen a cuentagotas y la acción brilla en pequeños momentos. Y eso no es malo, puesto que pese a ello la novela me ha parecido buena, sino que quizás la calificación de thriller no es la más adecuada y la gente se puede llevar desengaños buscando algo que no va a encontrar.

De todos modos, y pese a esa falta de acción, la pausa de la novela me ha gustado. Porque aunque no pasen grandes cosas, ni haya giros inesperados (quizás uno al final), la forma en la que se encuentra narrada la historia, el modo de Elliot Wright de narrar la historia es fantástico. La autora tiene una muy buena capacidad para plasmar el terror, la angustia de la protagonista al sentirse atrapada y en un callejón sin salida ante las amenazas que ponen en jaque su futuro prefabricado. 

Y precisamente ello es lo bueno de la novela: la forma en la que se expresan los sentimientos, las dudas, los miedos. Lo humano que es el sentimiento de lucha por conservar lo que se tiene, los terrores nocturnos (y diurnos) por saberse encorsetado en un secreto que puede acabar con tu mundo. Me suelen gustar las novelas que se centran en los pensamientos de los personajes, que los hacen más humanos a través de miedos plausibles y en el caso de Todo lo que dejamos atrás, sin duda la autora lo consigue. 

Lo curioso de la novela, más que el misterio, es la protagonista en sí misma. Es de ese tipo de personajes que no llegas a conocer del todo, que tienes la sensación de que son hasta cierto punto herméticos. La protagonista (cuyo nombre no descubrimos hasta casi el final) ha custodiado con tanto esmero su secreto que tengo la sensación de que ella misma se ha convertido en uno. He logrado empatizar con ella, pero únicamente en el tramo final, en el que se descubre toda la trama y entiendo sus reacciones, sus miedos y ese hermetismo. De todos modos, me habría gustado tener ante mí a una protagonista más cercana y menos rígida, porque en ocasiones la he sentido lejana y poco accesible. 

Junto al tema de los sentimientos que ya he comentado, otro de los puntos que más me han gustado ha sido el uso de los saltos temporales. En no pocas ocasiones los autores los usan y, en no pocas ocasiones también, salen escaldados por hacerse un lío y al final no acabar entendiendo nada. Al ver que existían esos saltos tuve mis reservas pero afortunadamente, éste es uno de esos casos en los que la mezcla pasado-presente enriquece la lectura y no es un lastre. Y curiosamente, la parte del pasado es mucho más interesante que la del presente. No ya solamente por el hecho de que gracias a ella somos capaces de formarnos una idea de lo que ha sucedido, sino porque es ahí en donde ocurren los momentos con más "chicha", los momentos en los que la lectura se agiliza y tenemos ganas de conocer lo que está ocurriendo. 

Quizás, la única pega que le pongo a la novela es el hecho de que en su tramo final (y quizás un poco pronto), da datos suficientes para que el lector pueda hacerse una idea de el tipo de misterio que está ocultando la protagonista. Me hubiese gustado sorprenderme y no descubrir demasiado pronto la esencia misteriosa, pero entiendo que la historia, tal y como está contada, necesitaba dejar ese tipo de datos para poder entenderla. Pese a ello, me habría gustado un poquito más de giro argumental para mantener la tensión en el último tercio de la novela.

En definitiva, Todo lo que dejamos atrás es una novela lenta y pausada, pero que ha sabido conjugar acertadamente misterio y sentimientos a flor de piel. Pese a que no dispone de grandes giros argumentales ni de un ritmo frenético, es de esas novelas ideales para disfrutarlas despacio, puesto que lo que priman son las emociones y la emotividad.

Puntuación: 3,5/5

Muchas gracias a Umbriel por el ejemplar

Igual también te interesa...

18 comentarios

  1. Pues pinta interesante, así que tomo nota!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Irunesa!

      La verdad es que es una novela interesante, aunque el término thriller creo que le viene un pelín grande. Es más bien una novela con un misterio del pasado mezclada con grandes dosis de sentimientos y vivencias personales ;) Pero sí, es una novela que recomiendo porque pese a todo, está bien escrita y la historia que cuenta atrapa.

      Besotes!

      Eliminar
  2. No la conocía, pero tiene buena pinta, me lo apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Aylavella!

      Pues es una novela que recomendaría para leer tranquilamente, junto a otras novelas más moviditas. Pero en lineas generales, me ha gustado ;)

      Besotes!

      Eliminar
  3. Hola!!
    Lo leí hace tiempo y la verdad que me gusto bastante
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Estefanía!

      Pues ya somos dos entonces ;)

      Besotes!

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    No la conocía pero según lo que dices tiene buena pinta. Para leerlo en invierno tiene que estar bien si tiene un ritmo lento. También me gusta eso de los saltos temporales.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Carla!

      Sí, es una novela pausada pero que merece la pena. No esperes grandes giros, porque lo que destaca de la novela precisamente es el sentimiento que transmite más que la acción ;)

      Besotes

      Eliminar
  5. Este tipo de novelas me resultan pesadas porque al ser tan lentas o me ganchan desde un principio o las termino por dejar a un lado, enfadandome conmigo misma por no terminar la historia y no disfrutarla. Así que la dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María!

      Sí, lo cierto es que la novela es lenta y tiene un ritmo pausado, por eso mismo quería que quedara claro en la reseña que los que vayan esperando acción en plan thriller quizás se sintieran un poco decepcionados. Si uno empieza la novela sabiendo que es un estilo tranquilo y cargado de sentimientos, con un misterio propio del pasado, creo que no se decepcionará ;)

      Besotes!

      Eliminar
  6. ¡Hola!
    Tiene buena pinta pero... si el desarrollo de la trama es muy lento, puede no llegar a engancharme y con ello no disfrutarlo. Creo que de momento lo dejaré pasar, aunque tomo nota de él.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Aileen!

      Sí, es la única pega de la novela, que quizás podría ser un poquito más rápida. Pero tampoco es un problema, a mí me ha gustado y la historia que cuenta está muy bien narrada. Simplemente, no lo calificaría como thriller ;)

      Besotes!

      Eliminar
  7. LA ACCIÓN ESTÁ SOBREVALORADA. Jajaja. Me gustan las novelas de misterio que no son necesariamente thrillers. Me encanta que el misterio nos envuelva de a poquito. De no ser por esa cosita que contás del final, le diría que sí de cabeza a esta lectura. Aunque no sé qué te digo, si siempre adivino las cosas antes porque mi cerebro me odia.

    En fin, gracias por compartir este libro, no lo conocía.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sof!

      Jajajajaj, oye pues es verdad xD Qué quieres que te diga, yo creo que si la historia está bien contada... ¡qué importa si es rápida o lenta! ;) No sé, puede que yo, desconfiada por naturaleza, al leer cierto pasaje de la novela ya se me puso la mosca detrás de la oreja y me pareció que la autora podía tirar por esa trama. Luego resultó que así fue pero oye, no me quedó tampoco mal sabor de boca ;)

      Besotes!

      Eliminar
  8. Me ha gustado mucho tu reseña, la verdad es que has sabido transmitir muy bien lo que te ha aportado la historia.Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marya!

      Me alegro de que te haya gustado la reseña ;) Si al final te animas a leer la novela, ya nos contarás ;)

      Besos!

      Eliminar
  9. Hola!!

    Leí esta novela en verano y me gustó bastante. Coincido contigo en que no se le puede llamar thriller, yo lo vi más como un drama.
    Que fuera explicando poco a poco lo que pasó durante aquel verano me gustó mucho, ya que mantiene la tensión, aunque también llegó a ser algo predecible.
    Igualmente, fue entretenida y no estuvo nada mal.

    Por cierto, por aquí me quedó!

    Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Saray!

      Sí, es que yo creo que el único error es la calificación como thriller. Si la novela se calificara como dices, de drama, creo que no llevaría a error y la gente saldría mucho más satisfecha de su lectura ;) Coincido contigo: la narración está bien y me gustó la forma de explicar la historia por parte de la autora ;)

      Besotes (y gracias por quedarte por aquí! ;)

      Eliminar

Subscribe