Reseña: Las aventuras de Tom Sawyer

agosto 17, 2016

¡Hola chicos!
Hoy os enseño una novela que viene a cubrir un huequecito más en mi eterna lucha con los clásicos: Las aventuras de Tom Sawyer de Mark Twain. ¿Os apetece saber lo que me ha parecido? ¡Empezamos!

Título: Las aventuras de Tom Sawyer
Autor: Mark Twain
Editorial: Vicens Vives
Páginas: 213

Sinopsis

En el pueblo ribereño de San Petersburgo, Tom Sawyer pasa por ser un chico muy travieso. No es de extrañar, porque el muchacho hace novillos para gozar de refrescantes baños en el río, se resiste a memorizar un solo versículo de la Biblia, escapa de casa para vivir peligrosas aventuras… Sus múltiples trastadas son reveladoras del carácter del personaje, pero reflejan también su actitud de rebeldía ante una educación tediosa y un entorno asfixiante. De ahí que Tom recurra a su fértil imaginación para forjarse un mundo libre de rígidas normas en el que se desahoga interpretando los papeles de Robin Hood, un jefe indio o un pirata. Sin embargo, sus correrías nocturnas en compañía de su amigo Huck Finn le llevan a descubrir que el crimen y las ansias de venganza son el resultado de una sociedad injusta, autoritaria e hipócrita.


Si esto fuese una película y no una reseña, podría titularse: "Mi problema son los clásicos" (sí, mejor me dedico a seguir haciendo reseñas y me olvido de poner títulos a supuestas películas ;D) Pero es la pura verdad: llevo algún año que otro intentando acortar la lista de clásicos pendientes y por una cosa u otra, al final no consigo adelantar demasiado en mi propósito.

Así que he decidido darle un empujoncito a mi lista interminable y le he dado una oportunidad a la novela del jovencito Tom Sawyer. Y ya os adelanto que me ha sorprendido (y para bien).

El porqué de mi sorpresa se entiende si tenemos en cuenta que tenía ciertas reservas hacia la novela. No suelen gustarme las historias en las que se cuentan peripecias y travesuras de niños/adolescentes, así que mi cautela hacia un clásico cuyo título ya aventuraba (nunca mejor dicho) las "aventuras" de Tom, era importante. Y como he podido comprobar, para nada fundada. Me explico.

En el relato creado por Twain, es cierto que nos encontramos con idas y venidas de Tom y sus amigos, de travesuras y bromas propias de la edad. Pero es un relato profundo, con mucha más profundidad de la que aparenta y siendo esa clase de libros que pueden tener diversas interpretaciones según la edad en la que nos encontremos, tal y como sucede con El Principito.

Y es que aunque se puede leer en clave de entretenimiento (especialmente cuando se es niño), si se descubre siendo adulto identificamos muchísimos puntos sutiles de crítica, tanto social como del propio sistema, siempre vistos desde el punto de vista de un niño, lo que enriquece la lectura y hace que pase de ser algo "simple y sencillo" a sumamente interesante.

Por ejemplo, la actitud rebelde de Tom hay que entenderla como una contrarréplica al clima férreo que se vivía en Estados Unidos antes de su Guerra Civil. Aunque se nos presenta a un jovencito cabezota, rebelde y pillo, esa picardía viene a suponer un aire fresco en una sociedad marcada por las normas y el qué dirán. Resulta claro a los ojos del lector lo poco de acuerdo que Twain está con la hipocresía moral reinante en el pueblo de Tom, muestra representativa de la sociedad americana de la época.

Pero no solo se hace hincapié en ello, sino que también la educación y la religión reciben buena parte de las críticas. Se percibe la contrariedad de Tom Sawyer al recibir una educación excesivamente rígida, con valores totalmente erróneos en los que la honorabilidad lo era todo, independientemente de los medios o formas en las que se consiguiera.

Aunque es la religión el tema que me ha parecido tratado de una forma más acertada. A través de los ojos de un niño nos muestra con burla e ironía el modo en el que se controlaba a los fieles a través de la palabra. En una sociedad en la que la población estudiada escaseaba y abundaban los charlatanes y vendedores de humo, se percibe la facilidad con la que se podía engañar y aturdir al pueblo, haciéndole creer lo más oportuno según los intereses de unos pocos. Acertadísimo el modo en el que se explica la utilización de la "condenación eterna" de los fieles, de la facilidad de cometer pecado si no se siguen las estrictas, rígidas y muchas veces absurdas, normas de moralidad religiosa de la época.

Pero si tuviese que tratar un tema capital de la novela, sin duda destacaría el que realiza el autor con el racismo y la esclavitud. Es una verdadera maravilla la forma en la que se ponen los puntos sobre las íes en ese tema. Twain expone con maestría el crudo trato que se dispensaba a los esclavos, así como las actitudes de parte de la población hacia ellos, tratados como ciudadanos de segunda. Me ha encantado la forma sutilmente reivindicativa del autor en un tema tan espinoso.

En cuanto a los personajes, si bien es cierto que Tom se va encontrando a lo largo de toda la historia con múltiples sujetos, sin lugar a dudas él es el rey y señor de la novela. Carismático, desvergonzado y desacomplejado, es un golpe de aire fresco a la encorsetada población en la que reside. Y aunque pueda parecer un personaje frívolo y despreocupado, a lo largo de la novela muestra en no pocas ocasiones la capacidad para discernir lo correcto de lo inmoral, de ver con claridad meridiana las injusticias y cuestionar de la forma más acertada las incoherencias y abusos. Será presentado como un niño, pero sus actos, por muchas travesuras que realice, son mucho más sinceros y correctos que los de la gran mayoría de adultos que aparecen en la historia.

Por otra parte, me gustaría comentar la prosa de Mark Twain. No había leído con anterioridad al autor, pero me ha sorprendido gratamente. Si bien es cierto que no es una prosa sencilla ni actual y que es bastante densa, una vez que se le coge ritmo a la lectura te habitúas sin problemas. Y pese a ello, cabe destacar lo rica que es en detalles, el modo que tiene de transportarte al caluroso sur de Estados Unidos del siglo XIX, a sentir el rugido del Mississippi y el ruido incesante de los barcos de vapor que surcaban sus aguas. Asimismo, el lenguaje crítico, irónico y satírico que nos regala en cada capítulo me ha encandilado, acertando de pleno en muchas de las críticas que destila su afilada pluma.

En definitiva, Las aventuras de Tom Sawyer es una novela de aventuras mezclada con misterio e intriga. Pero no solo eso, sino que también es una novela de crítica y reflexión al encorsetamiento propio del siglo XIX en el sur de Estados Unidos. Muy recomendable para todos aquellos que quieran hacer un viaje al caluroso pasado de los estados sureños americanos.


Puntuación: 3,5/5




Muchas gracias a la editorial por el ejemplar

Igual también te interesa...

6 comentarios

  1. ¡Hola!

    Me gusta las diferentes tematicas que se puede encontrar en la novela. esclavitud, religión, todo por los ojos de un niño me parece bastante interesante. Confieso que a primera vez el titulo Las Aventuras de Tom me echaba para atras pues me parecia más bien un clasico juvenil sobre las travesuras de unos muchachos, ahora veo que hay más y pinta bien.
    Gracias por la reseña


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alice!

      Sí, una de las cosas que más me gustaron es que se ve todo a través de los ojos de un niño. Pero pese a ello, es una visión muy acertada. A mí también me echaba un poco atrás un clásico así, pero es cierto que una vez que le coges el ritmo, es un libro muy interesante ;)

      Besos!

      Eliminar
  2. ¡Hola! Uf yo este libro lo leí hace un par de años, no sé si fue porque me obligaron, porque tuve que hacer una traducción o por qué, pero no lo disfruté tanto como creo que debería. Es más, no creo que vuelva a tocarlo porque acabé tan cansada de la historia y todo que no podría jajaja Un besito <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Buff, yo es que también tengo tirria a los libros que me mandaban leer (a excepción de Harry Potter, ahí lo clavaron xD). Pero es un buen libro, denso en partes de la trama pero interesante. En otra ocasión será entonces ;)

      Besos!

      Eliminar
  3. Ah, súper pendiente. Del autor he leído otras cosas, pero esto... Y ahora me dejás con más y más ganas.

    Ya que estás hablando de los clásicos, no puedo dejar de recomendarte que leas (aunque sea el prólogo) de Por qué leer a los clásicos, de Italo Calvino. Quizás eso te ayude a adelantar tu lista :)

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sof!

      Pues sí, coincido contigo en que éste era uno de esos libros que tenía siempre en mi lista de pendientes. Ha sido más interesante de lo que esperaba en un principio y, aunque denso en ocasiones, me ha gustado.
      Por cierto, gracias por la recomendación, me lo apunto ;)

      Besotes!

      Eliminar

Subscribe