Top Ten Tuesday #13: Síndromes literarios

mayo 10, 2016

¡Buenos días chicos!
Hoy Blogger se ha despertado dando sorpresitas agradables, así que después de pelearme cual ninja para poder acceder al Escritorio, aquí me tenéis, sana y salva xD Ya sabéis que cada martes en Ojolisto tenemos la sección de Top Ten. Y esta semana la quiero dedicar a un tema un poquito diferente. Sí, vamos a hablar de libros en el Top de hoy, pero de una forma distinta. 

Hace unos días, estaba yo leyendo (sí, que raro ¿no?) y mi atención cayó en una artículo de la revista Muy Interesante (os dejo aquí el link por si queréis verlo) en el que se hablaba de literatura. Pero no era la típica sección de libros, no. Hablaba de un montón de síndromes cuyo nombre identificativo recaía en personajes literarios. Y yo me dije: "Jolín, que interesante. ¿Por qué no les explicas a los lectores del blog algunos de estos síndromes en un Top Ten?" Y como soy de esas que le hacen mucho caso a su conciencia, aquí me tenéis, dispuesta a explicaros algunos de esos nombres de personajes utilizados en medicina. Que se note que la literatura traspasa fronteras ^^.

Como veréis, hay algunos que os sonarán, pero otros muchos no tenía ni idea de su existencia. Espero que disfrutéis del Top ^^. ¡Empezamos!

1.- Síndrome de Alicia en el País de las Maravillas: Es un cuadro clínico que se da sobretodo en niños. Los afectados suelen padecer una distorsión en la forma de percibir los objetos y la forma del cuerpo, lo que provoca desorientación y problemas con los sentidos.

Mira que soy fan de Alicia ¿eh? Pero no tenía ni idea de que este síndrome existiese. Y nos hace mucha gracia ver los pasteles gigantes y a los monstruos enanitos... pero una cosa es verlo en un libro y otra muy distinta padecerlo en tus propias carnes. Tiene que ser agobiante percibir las cosas distorsionadas y no saber cual es real y cual es mentira.

2.- Síndrome de Otelo: Basado en el personaje Otelo de William Shakespeare, es un trastorno delirante en el que la persona que lo padece tiene un sufrimiento excesivo e irracional sobre la infidelidad de su pareja. El sujeto está plenamente convencido de que su pareja está siendo infiel, aunque no sea así.

Bueno, este síntoma en la realidad tendrá muchos ejemplos, pero en los libros esta repleto y es el síndrome rey por excelencia. En muy pocas novelas YA no aparecen estos celos enfermizos imaginarios que tanto daño hacen a la imagen de lo que es el amor de verdad. Uno de esos síndromes en los que no solo sufre quien lo padece (porque tampoco tiene que ser bonito creer permanentemente que te están poniendo los cuernos), sino también la pareja del susodicho/a.

3.- Síndrome de Huckleberry Finn: Quien lo sufre tiende a eludir las responsabilidades, abandonar su trabajo sin una razón aparente... En definitiva, comportarse en cierto modo como un niño.

Con todos mis respetos a quien le ocurre este tipo de síndrome. Anda que no conocemos a gente que no padece (afortunadamente) este problema pero como si lo tuviera, porque aprovechan la mínima de cambio para dejarte con todo el marrón. Sé que no tiene nada que ver con esto y que éste es un problema que muchas veces el sujeto ni siquiera es consciente de padecerlo, pero si no lo digo reviento xD.

4.- Síndrome de Rapunzel: Se basa en una rara obsesión en la que la persona afectada se come su propio pelo. ¿El problema? Que al ingerir cantidades de forma compulsiva, se acaba formando una bola de pelo en el intestino, causando obstrucción del mismo.

Los hermanos Grimm son de mis favoritos, me encantan todas sus historias. Y la de Rapunzel no iba a ser menos. Pero este síndrome... Uff, da un poco de grimilla, la verdad. Supongo que estará también relacionado con algo de ansiedad, porque comer de forma compulsiva tu propio pelo implica nervios sí o sí. Desde luego este es el síndrome que más cosilla de me da, porque alguna vez me he atragantado con un pelo y ya me da angustia... así que imagínate una bola. Uf.

5.- Síndrome de Madame Bovary: Conocido como Bovarismo, lo padecen mujeres con una gran insatisfacción afectiva, debido a un desajuste entre sus expectativas y la realidad de su vida.

Como síndromes que son, todos y cada uno de ellos afectarán muchísimo la vida de la persona que lo padece. Pero que nunca puedas estar satisfecha con tu vida. Que todo te parezca mal porque nunca llega a ser lo que esperas... Tiene que ser terrible la sensación de impotencia y desencanto con tu vida.

6.- Síndrome de Pollyanna: Y aquí tenemos el lado contrario al de Madame Bovary. Se produce en aquellos sujetos en que son tan sumamente optimistas que son incapaces de ver el lado malo de las cosas.

Que sí, que es preferible tener al lado a alguien optimista antes que a un cenizo. Pero todo en su justa medida, el ying y el yang y todas esas cosas. Equilibrio. Si una persona solo ve lo positivo ¿será capaz de percibir el peligro? ¿o los riesgos? Obviamente no, y eso hasta me parece más peligroso que estar permanentemente amargado, ya que no percibes los límites de la realidad.

7.- Síndrome de Dorian Gray: Al igual que sucede con la novela de Oscar Wilde, en este caso el problema radica en aquellas personas que tienen una excesiva preocupación por su apariencia personal y un gran miedo a envejecer.

La verdad es que este síndrome es de los más habituales de la lista. ¿Cuántas veces no hemos visto en la televisión o en la calle a personas que no saben envejecer con dignidad? Soy la primera a la que le gusta cuidarse y tener una buena apariencia, pero la clave está en el exceso. Hay que saber aceptar cada una de las etapas de la vida.

8.- Síndrome de Peter Pan: Sucede en aquellos casos en que existe un miedo a crecer, a asumir los roles que corresponden según su edad, prefiriendo quedarse anclado en la infancia.

Junto con el de Dorian Gray, creo que son los dos más habituales. Está claro que como síndrome, es una conducta muy desarrollada y excesiva, pero creo que algo de Peter Pan lo llevamos todos un poquito dentro. Me explico. Todos maduramos y tenemos nuestra vida, pero es cierto que hay pequeñas cositas que nos hacen especial ilusión y nos devuelven a la infancia. Aunque sea por un ratito, creo que todos tenemos nuestros momentos Peter Pan.

9.- Síndrome de la Bella Durmiente: En este caso, las personas que padecen este síntoma pueden dormir, de forma ininterrumpida, durante días, semanas e incluso meses.

Qué queréis que os diga. Tiene que ser horrible saber que te puedes ir a dormir y no saber cuándo vas a despertarte. Y lo dice una a la que le encanta dormir. Pero el hecho de que te duermas el 10 de mayo y puede que no despiertes hasta el 2 de junio... me da muy mal rollo. Y ya no solo por quien lo padezca, sino por sus familiares. Menuda impotencia no saber si la persona a la que quieres va a despertarse o no. En mi opinión, de los síndromes más horribles.

10.- Síndrome de Cenicienta: Consiste en la búsqueda idealizada de un Príncipe Azul. Obviamente no existe, por lo que tal idealización le impide encontrar a un hombre que cumpla con sus expectativas.

Aix dios. Creo que este síndrome es el causante de muchos problemas. Y aquí no solo tiene culpa Cenicienta, sino también los propios libros xD. ¿Cuántas veces no hemos dicho: dónde venden chicos como los de la novela tal o cual? Debe de ser muy frustrante no encontrar nunca lo que andas buscando, sobretodo si tienes en tu mente la sensación de que eso que buscas sí que existe (aunque no sea así).

Bueno chicos, ya véis que el Top de esta semana es un poquito distinto a los habitual, con mucha menos ironía y más serio. Pero bueno, creo que era una temática interesante y por una semanita creo que me lo perdonaréis ^^.

¿Qué os ha parecido? ¿Cuál de los síndromes os parece peor? ¿Los conocíais?
¡Contadme, que siempre me gusta conocer vuestras opiniones! ^^
¡Besotes!

Igual también te interesa...

26 comentarios

  1. ¡Hola! ^^
    Una entrada muy interesante, sin duda. Hay algunos que me parecen bastante comunes, como el síndrome de Peter Pan, o el de Dorian Gray, por decir algunos. Yo reconozco que no me gusta cumplir años, pero espero no llegar nunca ese punto xD

    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mary!
      Yo creo que a nadie le gusta cumplir años y envejecer, aunque por otra parte eso es señal de que todo está bien y tenemos salud, así que por esa parte sí que me gusta cumplir añitos ^^
      Me alegro de que te haya gustado la entrada!
      Besos!

      Eliminar
  2. ¡HOla!
    Pero qué entrada tan original e interesante. Me he quedado loca con el de Rapunzel y el de Bella durmiente. Luego ha habido otros que no sabía que tenían nombre pero que es común ver cosas así por el mundo jeje.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!
      Muchas gracias! ^^ No sé, me pareció un tema interesante para hacer un Top y dije, pues ale, vamos a por él XD
      La verdad es que hay muchos síndromes y cosas rarunas por ahí sueltos. Para mi el más raro de todos es el de Rapunzel, de verdad que no entiendo como alguien puede comerse su pelo hasta esos extremos. Me ha impactado un montón.
      Besotes!

      Eliminar
  3. Hola!!
    Qué interesante este post!!! La verdad que algunos no sabía que existían. Yo tengo el de Peter Pan al 100% y cada día que pasa va a peor jajajaja. Pero sí es cierto que no llego a tantos extremos (de momento) y espero no llegar nunca. Al fin y al cabo, son cosas que no se pueden evitar.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Tal y como he dicho en el post, creo que el síndrome de Peter Pan lo tenemos todos un poquito. Desde luego que el caso que aparece es en olas exagerado, pero todos tenemos nuestros momentos más infantiles y nos hacen ilusión cosas igual que si fuésemos niños. Yo creo que todavía no tenemos que preocuparnos XD
      Besos!

      Eliminar
  4. jajajaja pues conocía algunos por las asignaturas relacionadas con la psicología q cursé durante la carrera, y te sorprenderías de la cantidad de madames bovary y peter pans que andan sueltos xD me ha encantado la entrada guapa, super original!

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola guapetona!

    Jajajaja a mi ya no me sorprende nada, me lo creo perfectamente, cosas más raras he visto XD
    Me alegro de que te haya gustado el top!

    Besotes!

    ResponderEliminar
  6. Me ha parecido muy interesante, muchos de ellos no los conocía y hay algunos que dan un poco de grima (como poco).

    Un besoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Pues sí. Hay alguno (sobretodo el de Rapunzel) que da bastante grimilla.
      Pero bueno, es curioso saber este tipo de cosas ^^
      Besos!

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    Me ha gustado mucho tu entrada , muy original. Algunas me sonaban pero de otras ni idea jaja. Totalmente de acuerdo en lo que dices de que te todos tenemos un poco del síndrome de Peter Pan^^
    Un besito <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Verónica!

      Oye y menos mal que conservamos un poco de espíritu infantil, porque sino la vida sería muy sosa ^^

      Besotes!

      Eliminar
  8. ¡Hola!
    Siempre haces entradas súper originales ^^ Conocía el síndrome de Madame Bovary, pero del resto no tenía ni idea. Ya me gustaría tener un poco del Síndrome de Pollyanna, pero no en exceso, como tú dices. Es muy interesante conocer todo esto cuando has leído los libros, así que muchas gracias por habernos hablado del tema!
    ¡Un beso!
    Abril.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Muchas gracias! Me alegro de que te gusten las entradas ^^
      El síndrome de Pollyana tiene lo suyo eh? Porque parece el menos "chungo" y a mi me parece un arma de doble filo. Eso de ver todo genial y no ver problemas, ni peligros, ni riesgos... No me gustaría para nada.

      Besotes!

      Eliminar
  9. Hola!
    Había algunos síndromes que sí los conocía, otros no y me gusta aprender de estas patólogias tan raras jaja
    Para mí los peores son el de Otelo y el de Rapunzel. El primero debe ser un infierno tener una relación con alguien así y el segundo las personas que se comen el pelo no creo que sepan lo peligroso que es ¡que te puedes morir!
    Me ha gustado mucho tu entrada ^^ Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Samantha!
      Totalmente de acuerdo contigo en que el de Otelo tiene que ser un horror para la persona que está en una relación con el afectado. Simplemente insoportable. Y Rapunzel yo me esperaba que fuese otro tipo de cosa, no sé, como que le gusta dejarse el pelo muy largo y no cortarlo o alguna tontería de ese estilo, pero comer tu propio pelo Jesús, me impactó muchísimo.
      Besotes!

      Eliminar
  10. ¡Hola!
    Yo sólo conocía el de Alicia y el de Peter Pan. El que más cosa me ha dado es el de Rapunzel, sabía eso de morderte las uñas, ¡pero comerte el cabello!, no, no, no :S
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapetona!
      Oye, yo me como las uñas, espero que no sea grave jajajaja! Creo que todos más o menos coincidimos en que el de Rapunzel es el que más cosilla nos da xD
      Besotes!

      Eliminar
  11. Ah, a algunos de estos los conocía, sí. Qué cosa más interesante, la verdad.
    Gracias por contarnos sobre ellos ^^
    Un besito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sofía!
      Esto es un blog de literatura pero oye, siempre viene bien conocer otras cositas que, aunque sea de refilón, tengan algo que ver con los libros- El saber no ocupa lugar ^^^
      Besotes!

      Eliminar
  12. ¡Hola! Un top ten de lo más interesante, dí que sí! El que más cosilla me ha dado ha sido el de la Bella Durmiente, qué mal rollito... Imagínate. Y el de Rapunzel me ha dado angustia. Pobre gente. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapetona!
      Me alegro de que te haya gustado el Top! Los dos que mencionas son los que más cosilla creo que nos dan a todos, porque tienen una pinta (cada uno en lo suyo) de ser horribles. Pues sí, pobre gente la que tiene que padecerlo.
      Besotes!

      Eliminar
  13. Hola,
    Esta semana llego con un día de retraso pero como cada Top Ten, lo he disfrutado mucho y me ha parecido de lo más original. Y está claro que con el síndrome que más me identifico es con el de Peter Pan pero sin llegar al exceso y la enfermedad.
    Besos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angelica!
      Nunca es tarde para pasarse y dejar un comentario! ^^
      Me alegro de que te haya gustado el Top! La verdad es que si yo me tuviese que identificar con alguno quizás también sería el de Peter Pan. Pero bueno, como ya he dicho en otros comentarios, todos tenemos algo de Peter en ocasiones ;P
      Besotes!

      Eliminar
  14. ¡Que interesante!
    Sólo había oído hablar de los de Otelo y sobre todo del de Peter Pan.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Isabel!
      Son los más conocidos, pero desde luego hay muchísimos más de los que conocía antes de informarme para hacer el Top! Me alegro de que te haya parecido interesante!
      Besos!

      Eliminar

Subscribe