Reseña: La Portadora de Almas

abril 04, 2016

¡Buenos días a todos! ¿Cómo ha ido el fin de semana? Hoy en el blog os traigo una nueva reseña de un libro que, pese a ser de una temática que siempre me ha gustado y con la que suelo disfrutar mucho, no ha llegado a cumplir todas mis expectativas. Empezamos!

Titulo: La Portadora de Almas
Autora: Victoria Vílchez
Editorial: Kiwi
Páginas: 298

Sinopsis

Casandra no es una chica normal. Desde su infancia ha vivido torturada por su don. No solo es capaz de ver las almas que han quedado atrapadas en su mundo, sino que además tiene la capacidad de guiarlas a través del túnel que conduce al más allá. La aparición de Gabriel, un chico desconocido que parece conocer su secreto, la situará en medio de una vieja lucha que lleva siglos desarrollándose. Mientras Casandra descubre quién es realmente Gabriel y la irracional atracción que siente por él se transforma en algo más profundo, tendrá que lidiar no solo con los fantasmas que la acosan, sino con aquellos que ansían hacer uso de su poder. ¿Y si todo lo que pudieras hacer para salvar a la persona que amas, fuera condenar tu alma?


Tengo que confesar que soy una enamorada del género fantástico y paranormal. Creo que son géneros que admiten casi todo lo que tu imaginación sea capaz de crear, que si están bien llevados pueden transportarte a lugares increíbles y abstraerte de la realidad durante el rato que dure su lectura, y ahí radica parte de su encanto. El problema de este tipo de género es que al ser fantástico es necesario explicar todo con minuciosidad, no dejar cabos sueltos que puedan generar dudas o preguntas y que hagan chirriar la historia a medida que se vaya leyendo, y eso mismo es lo que me ha ocurrido con La Portadora de Almas: un libro del que esperaba grandes cosas debido a sus buenas opiniones y que pese a ello no ha acabado de convencerme, me ha faltado algo.

La Portadora de Almas nos narra la historia de Casandra, una joven con una sensibilidad especial para percibir a las personas fallecidas, a las almas que todavía no han podido dar el paso "al más allá", y cuya función consiste en prestarles la ayuda que necesitan para pasar al otro lado y poder al fin descansar. Hasta que conoce a Gabriel, un tipo bastante extraño y misterioso con el que se inicia una relación amor-odio desde el principio y que le pondrá su mundo patas arriba.

La novela se divide claramente en dos partes bastante bien diferenciadas:

- Una primera parte, en la que se centra esencialmente en el don de Casandra y en explicarnos más o menos como es su día a día, conocemos a parte de sus familiares y aparece en escena Gabriel, un personaje repleto de misterio.

- Y una segunda parte en dónde ya nos hemos hecho una idea de quién es Gabriel, cuál es el problema al que se enfrentan y empezamos a conocer a nuevos secundarios que le darán un poco más de vidilla a la narración.

A priori, La Portadora de Almas tiene los ingredientes necesarios para ser una lectura amena y entretenida, de esa que te tiene atrapada entre su páginas hasta que adivinas lo que está ocurriendo. Pero pese a ello, no ha logrado atraparme. Es una historia con un buen potencial, pero con la que no he logrado conectar.

Me explico.

En primer lugar, la novela trata el tema de las almas. Es un tema que no está mal, bastante interesante, pero no sé, últimamente hay tantos libros de este tipo de temática que siento como si necesitara un poco de aire fresco. No es una mala base para iniciar una novela, pero al ser un tema tan tratado, con tantas idas y venidas tanto a nivel literario como televisivo, si te arriesgas a tratarlo tienes que intentar aportar un puntito novedoso, algo que te diferencie del resto pese a tener una base común. Y eso no lo he encontrado entre las páginas de La Portadora de Almas. Buena idea, pero demasiado manida y poco novedosa. Que eso ocurra en un libro de fantasía, es un problema. 

Otro elemento que no ha acabado de convencerme es la diferencia de intensidad en la novela. Como ya he comentado, la misma se puede dividir en dos partes, y la primera es bastante más lenta que la segunda. Entiendo la necesidad de explicar por parte del autora el don de Casandra, pero quizás son demasiado largas esas explicaciones que tampoco aportan nada especial a la trama. Asimismo, en esa primera parte aparece la figura de Gabriel y, aunque espolea un poco la curiosidad del lector por saber exactamente qué es lo que esconde y cuál es su misterio, no consigue arrancar del todo la trama.
Afortunadamente, en la segunda parte la situación varía un poco y al tener las cosas un poco más claras y con bastante más información en nuestras manos, la historia remonta gracias a la acción casi constante y la mayor presencia de personajes, por lo que la novela mejora considerablemente.

Pero el problema esencial de la novela lo encuentro en los personajes. Creo que por muy bueno que sea el argumento, si éstos no tienen el suficiente carisma para que conectes con ellos, la novela cojea de principio a fin. Y eso mismo me ha ocurrido con Casandra y Gabriel.

En el caso de Casandra, no he llegado a sentir empatía con ella ni con lo que estaba viviendo. La encontraba errática en sus actuaciones, pasando de la dulzura a la mala leche sin razón aparente y pese a que la autora nos la presenta como una chica fuerte y decidida, no he llegado a sentir realmente que ese fuese su carácter.

Y si nos fijamos en Gabriel, es cierto que quizás he empatizado un poco más con él, pero tampoco me ha llegado a parecer un personaje masculino de los que dejan huella. Pese a ese halo de misterio, en ningún momento me he desvivido por saber quién era realmente ni he sufrido con sus andanzas. Es más, igual tiene que ver el hecho de que he leído muchos libros de esta temática, pero me esperaba desde el principio una salida al misterio como la que se acabó produciendo. Y eso es algo que no me gusta nada, saber a ciencia cierta lo que va a ocurrir y que el autor no consiga sorprenderme.

Por otra parte, tampoco me ha acabado de convencer la relación de atracción-amor entre los personajes principales. Es un tipo de relación que me recuerda muchísimo a Crepúsculo, de esos amores que nacen de la nada, excesivamente edulcorados y de los que realmente no sabes en ningún momento el por qué de esa necesidad de arriesgarlo todo por alguien con el que apenas has cruzado dos palabras. Me parece un amor forzado, poco creíble y que se desarrolla de la noche a la mañana. Las escenas más tiernas entre ambos no me han despertado ningún tipo de sentimiento y lo que quería presentarse como un amor que puede contra mares y mareas me ha dejado fría. No me ha transmitido nada, ni positivo ni negativo.

Y con todo esto, si alguien me preguntara ¿Lo recomendarías? Pues depende. No me gusta decir que no recomiendo un libro a menos de que me parezca realmente malo. Cada uno tenemos nuestros gustos y lo que para uno puede ser un bodrio, para otro ser el mejor libro de su vida. En este caso, La Portadora de Almas no ha sido lo que esperaba, y realmente me apena porque había leído muy buenas reseñas en dónde lo ponían por las nubes y anunciaban giros inesperados. En mi caso no ha sido así y me he llevado una decepción (quizás provocada por las altas expectativas).

Soy de la opinión de que no hay nada como vivir las cosas uno mismo para poder opinar con conocimiento. Así que si te gustan las historias de amores imposibles, con un toque de misterio y acción, quizás encuentres en La Portadora de Almas lo que andabas buscando.

Y vosotros ¿Lo habéis leído? ¿Os ha gustado? ¿Hay algún libro con el que tuvieseis muchas expectativas y después no fuera lo que esperabais?
Nos leemos!

Igual también te interesa...

9 comentarios

  1. A este libro le tenía muchas ganas desde hace tiempo, pero creo que empezaré por otros libros de la autora antes de leer este :P
    ¡Es una pena que no lo hayas disfrutado!
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kiera!
      Puede que a ti sí que te guste. Lo cierto es que había leído muy buenas críticas y por eso mismo me había puesto con él, pero no ha sido lo que esperaba.
      Besos!

      Eliminar
  2. Hola. A pesar de que me gustó bastante, no fue todo lo que yo esperaba. Me pareció todo un poco raro. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola Helena!
    No es un libro que me haya gustado demasiado, y es cierto que en varios momentos me ha parecido un poco extraño. Pero como todo en esta vida, habrá opiniones para todos los gustos!
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola! Así de entrada me había llamado la atención tanto la portada que me gusta como el tema de las almas, pero si te has llevado decepcion y hay un amor de los que no se cree nadie lo dejare pasar
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Samantha!
      Es una opinión muy personal, a mi no me ha acabado de convencer y la trama amorosa la veo bastante forzada, pero si te ha llamado la atención no hay nada mejor que leerlo uno mismo y formarse una opinión propia!
      Besos!

      Eliminar
  5. ¡Hola! Tengo apuntado este libro desde hace tiempo y me llama mucho la atención. Tu reseña me ha gustado y eso de que se parezca mucho a Crepúsculo, me ha gustado aún más. Sí, soy una friki y me encanta :P

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toñi!
      Cuando hace años leí Crepúsculo a mi también me gustó eh? Lo que pasa es que con el tiempo le he ido encontrando muchos defectillos! Si al final lees este libro espero que lo disfrutes!
      Besos!

      Eliminar
  6. Hola, estoy leyendo el libro y tengo una curiosidad muy por saber quien es Gabriel??...Si esta o No Muerto??

    ResponderEliminar

Subscribe