Reseña: Anna y el Hombre Golondrina

abril 18, 2016

¡Hola chicos! Comenzamos la semana con energía y hoy os traigo la reseña de una novela que te remueve algo por dentro y provoca la reflexión de principio a fin: Anna y el Hombre Golondrina. Empezamos!

Título: Anna y el Hombre Golondrina
Autor:  Gavriel Savit
Páginas: 256
Editorial: Plaza y Janés

Sinopsis:

Cracovia, 1939. Un millón de soldados en marcha y mil perros ladrando. No es lugar para crecer.
Anna tiene solo siete años el día en que los alemanes se llevan a su padre, profesor de lingüística, durante la purga de intelectuales en Polonia. Está sola cuando se encuentra con el Hombre Golondrina, un astuto embaucador, alto y extraño, con más de un as en la manga, un impostor que logra que incluso los soldados con los que se cruza solo vean lo que él quiere que vean. El Hombre Golondrina no es el padre de Anna -ella lo sabe de sobra-, pero también sabe que, como su padre, está en peligro y que, como su padre, tiene un don para las lenguas: habla polaco, ruso, alemán, yiddish e incluso el lenguaje de los pájaros. Cuando el misterioso individuo consigue que una bella y brillante golondrina se pose en su mano para que Anna deje de llorar, la niña se queda embelesada. Y decide seguirlo adonde vaya. A lo largo de su viaje Anna y el Hombre Golondrina esquivarán bombas y soldados e incluso harán amigos. Pero en un mundo que se ha vuelto loco todo puede constituir un peligro. Incluso el Hombre Golondrina.
..................................................................................................................................................

Anna y el Hombre Golondrina es una de esas historias que se escriben para dar voz a todos aquellos  héroes anónimos del día a día. A todas aquellas personas que incluso en las situaciones más horrendas, por muy oscuro que sea el presente, por muy desesperanzador que sea el futuro, provocan un pequeño milagro en la vida de alguien.

Y una de esas historias es la que nos narra Gavriel Savit. Entre las páginas de Anna y el Hombre Golondrina nos situamos en la Cracovia de 1939, época que marca el inicio de la Segunda Guerra Mundial y de las más oscuras etapas del hombre. Anna, una niña de apenas siete años, ve trastocada de la noche a la mañana su vida tal y como la entendía a raíz de la desaparición de su padre, por lo que se encuentra sola en el centro de un huracán bélico. Aunque no será por mucho tiempo, ya que pronto pasará a formar parte de su vida el misterioso Hombre Golondrina, un adulto al que no conoce pero con el que se embarcará en un viaje cuyo destino final es la supervivencia.

Como ya os habréis dado cuenta, ésta es una novela que me ha encandilado de principio a fin. Tengo que confesar mi amor hacia la Historia en general y especialmente hacia todas aquellas etapas que han marcado un antes y un después en el transcurrir de la vida tal y como la entendemos hoy en día. Y qué mayor exponente de ello que las Guerras Mundiales: épocas de sufrimiento y horrores sinsentido, de lucha, dolor y también, aunque parezca imposible, de pequeñas grandes historias que todavía hacen creer en la bondad del ser humano.

Los personajes creados por Savit son sencillos en origen, pero con esa cualidad de volverse complejos a lo largo de la historia. Anna destaca por su inocencia y falta de prejuicios en una época en la que cualidades como esas eran prácticamente inexistentes y, aunque me ha parecido un buen personaje, queda casi eclipsado por la potente aura del Hombre Golondrina. Éste es de aquellos personajes que de principio a fin esconden algo, mantienen un velo de misterio entorno a su figura y que, por mucho que quieras encontrar explicación a alguno de sus actos, nunca llegas a descifrarlos del todo. He terminado la lectura de la novela y me he quedado con ganas de saber muchísimas cosas más sobre este personaje, conocer esos rincones que se han mantenido fuera de foco durante toda la lectura y que me han dejado con la incertidumbre.

Pese a que Anna y el Hombre Golondrina son los personajes principales, no son los únicos a destacar en la novela, ya que a lo largo de su periplo encuentran la compañía de otras personas que, en mayor o menor medida, aportan siempre una lección. Y eso es algo que me ha encantado. No aparecen personajes para rellenar la trama; los que hacen acto de presencia lo hacen para añadir un nuevo matiz a la historia, para conseguir una reflexión del lector, no como meros espectadores de la narración.

Por otra parte, es especialmente atrayente la visión de la guerra desde el punto de vista de un niño. No es algo novedoso, es cierto, pero siempre me han parecido muy interesantes las narraciones hechas por niños: cualquier cosa, por pequeña e insustancial que sea, es vista desde otro prisma por esa dulzura e inocencia infantil. Desde luego la guerra no es ni pequeña ni insustancial, por lo que ese punto de vista menos cruento y desangelado siempre es de agradecer.

Y desde ese punto de vista se nos muestran los horrores de la guerra de forma muy sutil y cuidada. No se nos enmascara nada, tenemos todos los elementos de una guerra plasmados en apenas 250 hojas, pero gracias a esa visión infantil a la que hacía referencia, no se profundiza en el horror. Y es curioso, porque pese a no profundizar en el tema, es uno de los libros que más me ha hecho reflexionar sobre todos lo acontecido.

Es una novela que muestra sin mostrar, que se narra desde los ojos de una niña, pero en la que se perciben los sentimientos adultos con una claridad meridiana. Nos muestra la maldad de la que puede ser capaz el ser humano, la desesperación, la traición. Pero también deja hueco para la amistad, el cuidado, el amor. Y es que a fin de cuentas, Anna y el Hombre Golondrina no es más que un canto al amor que va más allá del miedo, el dolor o los peligros: es una oda al amor frente a los tiempos oscuros.

Pero si algo tuviera que destacar de la novela sería la forma en la que está escrita. Sí, la historia es bonita. Sí, sus personajes son interesantes. Pero no sería lo que es sin la forma en la que el autor ha sabido plasmarla en el papel. A lo largo de la novela se hace especial hincapié en el lenguaje, en la multiplicidad de lenguas que conoce Anna y el Hombre Golondrina, y casi como si fuese una premonición, Savit convierte las palabras en un dulce y cuidado telón que poco a poco nos va desgranando las desventuras de nuestros protagonistas. No ha habido capítulo en el que no encontrara frases para el recuerdo, en el que no hubiese conversaciones que invitaran a la reflexión. Más que un libro, sus páginas pueden describirse como pequeños trocitos de poesía camuflada. En definitiva, me ha encantado.

No suelo entrar a valorar las portadas cuando hago reseñas, pero en este caso me ha parecido especialmente bonita: sobria y elegante, con ese tacto rugoso y en  relieve, así como con las pequeñas ilustraciones que preceden el inicio de cada uno de los capítulos. Se podía haber caído en la tentación de recargar la portada para hacerla más atrayente, de utilizar ilustraciones más elaboradas, pero en este caso, la sencillez es la línea conductora. Y todo un acierto, puesto que un libro en el que se trata un tema tan desgarrador, no podía desviar la atención hacia elementos como el diseño: lo importante es el interior (como en todas las cosas).

¿La pega que le pongo al libro? El final. Demasiado abierto para mi gusto y con ciertos interrogantes que me gustaría haber podido resolver. Cada cual se lo imaginará como quiera, y en mi caso lo interpreto como un final esperanzador, pero me quedo con ganas de conocer un poco más; el ¿y si..? propio de los finales abiertos no acaba de convencerme como recurso para cerrar (paradójicamente) una novela.

En definitiva, Anna y el Hombre Golondrina es una historia de guerra sí, pero que esconde entre sus páginas mucho más: lucha, superación y sobretodo amor, que a fin de cuentas es lo que mueve el mundo. Recomendada para todos aquellos que disfruten con las novelas sencillas y emotivas pero cargadas de una realidad abrumadora y llena de matices.

Y vosotros ¿Habéis leído la novela? ¿Os gusta esta temática?
Os leo! ^^

Igual también te interesa...

8 comentarios

  1. Hola! No sé si fue el sábado o ayer, leí una reseña de este libro y ya me llamó la atención porque toca una época sobre la que me encanta leer, así que no tardaré en hacerme con él y disfrutar de su lectura.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Coincido contigo en que la época en la que se centra el libro me gusta mucho! Me parece realmente interesante. Si al final te animas a leerlo ya nos contarás lo que te ha parecido!
      Besos!

      Eliminar
  2. ¡Hola! no lo conocía, pero me parece una lectura preciosa cuya trama resulta interesante, debido al contexto en el que se situa. Si tengo oportunidad, lo leeré cuando pueda. Muchas gracias por descubrirnos el libro y por la reseña :)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapetona!

      La verdad es que es uno de esos libros en los que sin tener una trama especialmente compleja, al final acaba creando una historia tan bonita que te deja un muy buen sabor de boca. Me ha encantado sin lugar a dudas ^^.
      Me alegro de que te haya llamado la atención la novela!
      Un besote!

      Eliminar
  3. Hola! Me alegro que te haya gustado :), me pareció una buena lectura y se me hizo muy amena, el final también me pareció muy abierto que me habría gustado que hubiese seguido un poco más.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Samantha!

      Coincido contigo en que me ha parecido una lectura muy entretenida y que me ha dejado un muy buen sabor de boca. El final, como dices, lo más flojito, pero bueno, el resto de la historia lo compensa con creces! ^^
      Besotes!

      Eliminar
  4. Hola! Había oído hablar de esta novela pero la trama no me llamaba mucho la verdad. He leído muchas opiniones que coinciden en que el final se queda un poco flojo. Nunca se sabe, quizás me anime. Gracias por reseñarlo :)
    Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Inefable!

      La novela me encantó de principio a fin, pero sí que es cierto que el final es un poco flojo y algo ambiguo. Supongo que el autor lo ha querido dejar así para que cada uno saque sus conclusiones.
      De todos modos, es una lectura más que recomendable!
      Un besote!

      Eliminar

Subscribe