Reseña: El Ídolo de Piedra

Hola chicos! Por fin es viernes!
Hoy vengo con una reseña de una novela histórica que te sumerge de lleno en plena Edad Media, gracias a su extensa y trabajada documentación. Empezamos!

Título: El ídolo de piedra
Autora: Susana Barrero Marín
Editorial: Círculo Rojo
Páginas: 629

Sinopsis
Una investigación novelada sobre la Francia del siglo XIII. En El ídolo de piedra se narra con maestría, sin quebrantar el rigor histórico, el peregrinaje de un valdense ficticio, de nombre Pedro de Crespières, perseguido, encarcelado y torturado por orden de la Inquisición. Y después sentenciado a morir en la hoguera por un tribunal secular.

 Pedro de Crespières encarna la búsqueda de la libertad del ser humano, de la valentía y del anhelo de saber por encima de las vanidades del mundo. Su deseo en la novela es leer un manuscrito de un judío, llamado Abraham ben Asher, quien le descubrirá las claves para comprender el significado de los símbolos ocultos de las catedrales.


Soy una apasionada de la Historia. Siempre me ha parecido interesantísimo tener conocimiento de todo aquello que ha sucedido en el pasado para tenerlo en cuenta como aviso para corregir errores en el futuro. Por eso mismo, que Susana Barrero nos presente una novela de este calado histórico es sumamente enriquecedor.

La autora nos sitúa en plena Edad Media, concretamente en el siglo XIII: época en dónde la religión, la superstición y el yugo del poder monárquico y eclesiástico marcan la vida diaria de la plebe. Y el hilo conductor que da vida a la historia en sí lo encontramos en Pedro de Crespières, un valdense contrario a la opresión y la utilización interesada que la Iglesia realiza de la fe para controlar a sus fieles. A lo largo de sus casi 630 páginas, Susana Barrero nos adentra en la vida medieval francesa a través de la búsqueda que Pedro de Crespières realiza de un manuscrito judío que revela conocimientos ocultos de las catedrales.

El ídolo de piedra no es una novela corta, ni tampoco es para leerla de una sentada. Es una novela para paladearla lentamente, para percibir los matices filosóficos que vamos encontrando en cada vuelta de hoja, para reflexionar sobre la libertad y la vida. Es una novela, pero a la vez podríamos decir que es una trabajadísima obra de documentación e investigación, tanto social como religiosa, de la Francia del siglo XIII.

Uno de sus puntos fuertes radica en la certera muestra de una sociedad analfabeta, costumbrista y fácilmente manipulable a través de la religión. A lo largo de toda la obra se desprende la necesidad del pueblo de aferrarse a la fe, al "más allá", como consuelo que les compense las necesidades terrenales. Y de estas mismas necesidades surge la picaresca, la utilización de la fe que realizan los poderosos para hacerse con las masas y moldearlas a su antojo.

Destaca sobremanera el carácter filosófico que impregna la obra de principio a fin. A través de los ojos de nuestro protagonista se plantea al lector temas tan espinosos como la avaricia, el materialismo, la fe y la hipocresía. Creo que una obra literaria que te haga reflexionar y posicionarte a lo largo de su lectura merece la pena, y El ídolo de piedra cumple con esta misión en cada uno de sus capítulos.

Por otra parte, la presencia silenciosa a lo largo de toda la novela de la Inquisición, presentándola como una sombra alargada que tiene ojos y oídos en cualquier escenario, permite crear un clima opresivo que sirve de caldo de cultivo para el miedo. Barrero nos enseña con maestría la miseria humana, los más bajos fondos del alma ante situaciones desesperadas como acusaciones falsas o invenciones entre vecinos por envidia o rivalidad, que hacen que el hombre parezca más cercano a un animal que a lo que realmente es.

Pero sobretodo, en esta novela se nos muestra la persecución infundada que la Inquisición realizaba contra los judíos, los valdenses y los cátaros. Contra aquellos que podían suponer una "amenaza" para los intereses "católicos" de los más poderosos. Nos muestra sus sufrimientos, nos ayuda a ponernos en su piel y a reflexionar sobre la verdad de la naturaleza humana y la necesidad de adquirir sabiduría para evitar la manipulación interesada.

Como punto interesante, destacaría la información que casi como por casualidad nos va mostrando la autora de detalles que a los ojos de los no versados en esta materia nos pasan desapercibidos: los símbolos de las catedrales. Vírgenes, cruces, ritos con agua; todos ellos pese a que actualmente los asimilamos a ritos católicos, tienen sus orígenes en culturas como la egipcia o en ritos paganos.

Asimismo, la mención a las catedrales, su construcción y fines me ha recordado, salvando las diferencias puesto que son dos novelas totalmente distintas, a Los Pilares de la Tierra de Ken Follet. Es cierto que no son plenamente asimilables, puesto que El Ídolo de Piedra está sumamente documentado, pero la referencia a estos gigantes de piedra en ambas novelas, así como la muestra de una sociedad sumamente creyente, ignorante y religiosa, me ha recordado a dicha obra.
La pluma de Susana Barrero es exquisita, compleja pero a la vez cercana. La trama es densa, pero excepcionalmente bien documentada y con aportaciones históricas que enriquecen la lectura y permiten que el lector se pueda imaginar con todo lujo de detalles la Francia del siglo XIII.

Por todo ello, El ídolo de piedra es perfecto para todos aquellos que sean amantes de la Historia con mayúsculas. Mezcla de filosofía, religión y superstición es un certero retrato de la Edad Media en la Francia del siglo XIII.

¿Qué os parece el libro? ¿Os gustan las novelas históricas?
Besos!

Muchas gracias a Círculo Rojo por el ejemplar

Ojolisto

6 comentarios:

  1. Me lo llevo, la historia siempre es una buena opción y mas si es algo que no estudias en clase. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria!
      En mi caso la Historia es un tema que siempre me ha apasionado, así que la lectura me ha resultado muy entretenida!
      Besos!

      Eliminar
  2. No me termina de llamar así que no creo que le dé una oportunidad. Pienso que terminaría aburriéndome de vez en cuando, pero nunca descarto una posible lectura, ya que casi siempre termino cambiando de opinión. Ya sea que lo quiero leer, y luego que no, o viceversa xD
    ¡Me alegra que lo hayas disfrutado!
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kiera!
      En mi caso la Historia siempre me ha gustado y por eso me llama la atención este tipo de libros!
      Besos!

      Eliminar
  3. Hola! Aunque tengo muchísimos pendientes, no puedo decirle que no a este libro que me ha llamado tanto la atención, así que otro que se va a mi ya lista interminable, jajaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      La verdad es que a mi me ha encantado! Tiene que gustarte la Historia, porque sino se puede hacer pesado si no estás acostumbrado a leer este tipo de género, pero vamos, me ha gustado muchísimo.
      Besos!

      Eliminar

Instagram